La vuelta al colegio está más cerca de lo que creemos. El verano comienza a quedar atrás y el tiempo de playa, piscina y descanso se va acabando. Poco a poco debemos de mentalizar a nuestros hijos de que las vacaciones están terminando y que hay que regresar a la rutina. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que el proceso sea lo más cómodo y tranquilo posible.

Horarios nuevos

Aunque las clases no han comenzado, es aconsejable empezar a marcar nuevos horarios con el objetivo de que los más pequeños se vayan adaptando de forma progresiva a los nuevos horarios. La hora de levantarse debe de ser un poquito antes y las comidas tienen que tener un horario estipulado. No es necesario ser demasiado estricto pero sí marcar tiempos.

Zona de estudio

El lugar de estudio es una de las zonas más importantes de nuestro hogar, ya que es el sitio donde nuestros hijos van a pasar un gran número de horas. Debe de ser un espacio óptimo y propicio con buena luz, una mesa cómoda y rincones donde poder guardar y almacenar el material, los libros y demás cosas. Debemos de huir de estilos aburridos y darle nuestro propio toque personal.

En este sentido, también es recomendable que tú pongas a punto tu propio espacio de trabajo y de estudio. De esta forma, los niños verán que todos os estáis poniendo las pilas y que os estáis preparando todos para la vuelta al trabajo. Compra un nueva silla de escritorio o una lampara con buena luz para motivarte un poquito más para el nuevo curso.

Material escolar

La compra del material escolar suele hacer mucha ilusión a la mayoría de los pequeños. Se trata de una oportunidad para ir tomando conciencia del cambio de estilo de vida. Resulta imprescindible adquirir aquellos elementos que sean necesarios para comenzar las clases y encontrar el espacio adecuado para organizarlos y ordenarlos en el dormitorio o zona de estudio de cada niño.

Almacenaje

Como comentábamos con anterioridad, el almacenaje es un aspecto principal. Elegir los muebles adecuados y poder guardar todo lo que tenemos es fundamental en la organización y planificación del estudio. Las cajas y los cajones son soluciones fantásticas y, con un poco de imaginación, resultan elementos decorativos más que ideales.

¡En una habitación infantil nunca sobra el espacio y siempre falta!

Mobiliario práctico

El mobiliario del dormitorio infantil debe de ser, ante todo, muy práctico y multifuncional. Los muebles con doble uso son geniales para estos cuartos: una cama nido o una cama elevada son soluciones estupendas para el temible problema del espacio. Además, hay mil ideas súper divertidas y originales. Solo debes encontrar la tuya. ¿A qué esperas?