Recargadas o minimalistas.  Avec gouttelette  o lisas. Cuadros o espejos. Papel pintado o pintura. Vinilo o Poster. Color sí, color no.
Son eternos los dilemas que rodean a las paredes y que hacen de ellas centro de inspiración e infinidad de combinaciones.

Desde RB queremos ayudarte, aportándote ideas que te inspiren para dar un cambio radical a una estancia, modificando únicamente las paredes o detalles relacionados con éstas.
¡Allá van!

1. Mezcla cuadros de distintos tamaños con espejos haciendo mosaicos. No tienen por qué ser solo cuadros y espejos, puedes añadir también elementos como discos de vinilo, relojes o platos que contrastan con las formas cuadradas. ¡Imaginación al poder!

1

2

3
Cuadros apoyados, una opción muy de moda
El clásico cuadro grande es otra alternativa, siempre que tenga protagonismo absoluto en tu salón
El clásico cuadro grande es otra alternativa, siempre que tenga protagonismo absoluto en tu salón

2. Los espejos de cuerpo entero apoyados en la pared son una opción muy en tendencia para los dormitorios y/o vestidores.
En general, decorar con espejos, además, da luz y sensación de amplitud a tus estancias.

5

6

 

img69l1

3. El papel pintado también ha vuelto pisando fuerte. Para no dar sensación rococó lo ideal es usarlo en una sola pared, para que contraste con el resto y destaque. Otra opción es usar un papel pintado neutro (si lo vamos a colocar en todas las paredes)

Los estampados de flores son siempre una buena elección para casas de estilo rústico, pero si buscas algo más moderno y en tendencia los estampados tropicales son los que mandan en este momento.

7

8

9

4. Los vinilos son también una opción para adornar paredes lisas, sobre todo las de los dormitorios de los más pequeños. Animales, globitos, naturaleza… son algunas ideas que harán de su habitación el lugar más dulce de la casa.

10

11